sábado, 22 de octubre de 2011

Perdí mi Nombre

Para Gema, por nuestras miniconversaciones interrumpidas....

Perdí mi nombre. ¿Alguien puede ayudarme?

Recuerdo que empezaba por "S" y que fui princesa, princesa de mi casa, centro del universo, el de mis padres. Sin más preocupaciones que las propias, que yo misma. Pero lo perdí y no sé que ha sido de él. A cambio, aparecieron nombres, como etiquetas recordatorias que se pegan en una agenda: Soy “la secre”, "la amiga de Alejandra”, “la del quinto”, “la vecina de la Señora Juana", “la mujer de Joaquín”, “la hermana mayor de Alberto”.

¿Qué pasó con mi nombre? Se volatilizó sin darme cuenta. A veces soy “cariño”, otras “mamáaaaaaaaaaaaaaaaa”. He llegado a ser simplemente “ella” o incluso “oye”.

Durante un tiempo no fui consciente, luego me resigné hasta que una mañana me encontré con mi imagen en un espejo (quizás fue ella la que me abordó). Y recordé que yo tenía un nombre, propio, y era solo mío. Se volatilizó, como los propios magos en sus mejores números de magia y desde entonces no ha vuelto a aparecer.

Hoy lo busco, quiero recuperarlo. Quiero volver a ser yo, no un tú ni un ella, ni siquiera un nosotros. Quiero ser diva, divina, yo misma, entera, universo propio.

¿Alguien ha encontrado mi nombre? Ése que me robó el viento. Empezaba por la letra “S”… Yo me llamo Sara y hubo un tiempo en el que fui princesa, princesa de mi casa.

3 comentarios:

  1. Siempre serás princesa de tu casa y divina de la muerte, eres única.

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Gracias E. Por todo. Como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra verte escribiendo. Un besote.

    ResponderEliminar